-> Página principal <> C++ <> PhP <> JavaScript <> Principiantes <> Quiénes somos

México 2020 || Opinión e información || Año I || Primera Época

lunes, 28 de septiembre de 2020

Morena contra Morena

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


En la contienda interna por la dirigencia de Morena está desde la propuesta seria, hasta la anacronia sistémica de Yeidckol Polevnsky y de paso la involuntaria parodia del partido en el poder, encarnada en el intelectual emergente Gibrán Ramírez. La pluralidad de la lista de candidatos es tan variopinta que profundiza la grieta en las dos facciones en las que se divide el partido: morenistas y obradoristas.
El poder de la cúpula del partido se concentra en liderazgos encargados en hacer alianzas de conveniencia y en nombre del lopezobradorismo estrujan los estatutos. Su proyecto es de corto plazo. Los morenistas van más allá del caudillismo y los acuerdos entre facciones y frentes políticos; apuestan por un modelo de nación de largo alcance sustentado en rechazar las prácticas políticas del pasado y consolidar un partido de causas.
Hasta el momento, sólo Mario Delgado, coordinador de los diputados, se ha encargado de encauzar una institucionalidad a través de sus recientes discursos. Además de invitar a la unidad. Incluso, su proyecto por la dirigencia nacional es consolidar una visión de proyecto de partido político de largo plazo.
Partido de muchos proyectos.

Los demás aspirantes van de la crítica a la anécdota. De los testimonial a la mofa. Y las propuestas quedan en el olvido. Viven en la perredización de Morena. El poder de las facciones es lo que busca un acomodo rumbo a 2021. De acuerdo con Parametría, mientras el Presidente ha caído en su preferencia más de 20 puntos porcentuales desde el inicio de su administración, Morena parece mantener su base electoral. En la última medición cara a cara de Parametría, Morena obtendría el 43 por ciento de las preferencias, número muy similar al que obtuvo en 2018.
Lo preocupantes es que dentro de un partido de reciente creación, los candidatos hablen de una reconciliación de las bases con la cúpula. Lo que los exhibe como un movimiento efímero que sólo se convirtió en un instrumento para llegar al poder. Incluso, en la coyuntura actual se acusa la falta de piso parejo para la competencia en la que se elegirá a sus dirigentes y se trazará el camino rumbo a los comicios del próximo año.
Alejandro Rojas Díaz Durán resumió este ambiente que se vive en Morena como “un carnaval grotesco de vanidades sin sustancia”. En tanto que el aspirante a la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Agustín Guerrero Castillo reprocha la existencia de un Morena de arriba, que busca un cargo político; y un Morena de abajo, que junto a la gente y al presidente, buscan transformar al país.
Bajo esta concepción de las dos principales facciones de Morena es que se mueve el partido rumbo a un 2021 peleado en lo interno y en el que ya hay cuarteaduras. En el que se juegan el conseguir posiciones para detentar el poder, los tres últimos años de gobierno de la 4-T o buscan reencauzar un proyecto rumbo a 2024 e impulsar un modelo de partido duradero.

📧mepeis@hotmail.com

viernes, 25 de septiembre de 2020

Pellizcar lo robado

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


La cruzada anticorrupción de la cuatroté es un proyecto vulnerable. La debilidad en los procesos de honestidad y honradez por parte de funcionarios del recién creado Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep) es la mejor muestra de que al presidente Andrés Manuel López Obrador le fallaron sus decálogos del buen funcionario. No todos comulgan con su ideario.

Su cruzada contra la corrupción inició contra las instituciones del pasado en las que estaba enraizada la transa y el beneficio de la clase política. Esa batalla era parte fundamental del proyecto de transformación. Lo increíble es la existencia de malas mañas en un instituto de nuevo cuño emblema de la 4-T. Esa es la discusión de fondo a la que entró Jaime Cárdenas tras dejar el Indep.

En unas líneas de su carta de renuncia resume el estado de putrefacción en el que se encuentra el instituto al que algunos de los servidores públicos de la 4-T “le roban a lo robado”.

“Encontramos, al inicio de nuestra función, probables irregularidades administrativas, procedimientos de valuación que no garantizan los principios del artículo 134 constitucional como mutilación de joyas, contratos favorables a las empresas y no al Indep, así como conductas de servidores públicos contrarias a las normas”, reveló el ahora exfuncionario en su documento.

¿Limpiar un instituto nuevo?

El Presidente metió al tema en la agenda de la política y no atendió el fondo. La responsabilidad administrativa de más de 70 funcionarios que ya se encontraban en la lista negra de al menos dos reportes elaborados por Jaime Cárdenas en las que detectó una serie de anomalías.

En sus palabras mañaneras, la obligación de Jaime Cárdenas al frente del Indep era “limpiar”. En términos simples es una contradicción “barrer de arriba para abajo” una de las instituciones creadas por este gobierno. Esa institución debió nacer limpia y continuar así.

Aún así, el Presidente ya le dio trato de adversario a Cárdenas Gracia y le recetó una retahíla de frases: “no le entró... y el que el que se aflige, se afloja; es una transformación, no es día de campo, no son tamalitos de chipilín”.

Con esos epítetos desde el atril de la mañanera cerró el tema desde el punto de vista político aunque de paso en su segundo día de golpes lo llamó politiquería. Aunque la mutilación de joyas y las irregularidades no están documentadas en la Secretaría de la Función Pública. Hasta ahora ya se tiene una denuncia ante la Fiscalía General de la República, pero el hecho es que se le dio un fuerte pellizco al botín de lo robado al pueblo.

Jaime Cárdenas, después de ser consejero del IFE, abanderó el proyecto de López Obrador desde las siglas del PRD, como legislador y defensor del proyecto alternativo. Su lealtad al político tabasqueño está probada pero ahora, machucó el callo que más le duele a la cuatroté, poner a prueba la honestidad. Se volvió un personaje incómodo y así permanecerá en lo que resta del sexenio.

📧mepeis@hotmail.com

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Independientes e invisibles

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


La proclividad de los dirigentes de Morena de concentrar el poder político y ahora con la pretensión de monopolizar al electorado a través del desbordamiento de proyectos sociales es uno de los factores por los que no se ha visto con fuerza las manos alzadas de candidatos independientes para los comicios de 2021.

Aunque las candidaturas independientes tienen un valor de cercanía con el electorado joven y sectores críticos al viejo modelo de partidos, en los próximos comicios tendrán enfrente a Morena, el partido en el poder que jugará a la aplanadora. Aunque las postulaciones sin el respaldo partidista representan una herramienta de participación que le permite a los mexicanos elegir y ser elegidos en puestos de representación popular.

Otra de las razones más visibles, para la ausencia de los independientes en las boletas electorales, están los excesivos requisitos exigidos a los participantes, lo que genera inequidad frente a los partidos políticos, así como las diferentes leyes electorales en cada estado pueden mermar la participación de aspirantes sin partido.

Presión sobre los independientes.

En las pasadas elecciones federales de 2018, la participación de Margarita Zavala, de Jaime Rodríguez CalderónArmando Ríos Piter distorsionaron la visión de tener candidatos independientes. De inmediato su pasado partidista obligó a los ciudadanos a ponerlos frente al espejo de los candidatos tradicionales. Se les percibía más como el plan “b” de cada instituto político, que como una alternativa.

Y es que la sobreregulación en los requisitos y la ausencia de un piso parejo entre partidos y aspirantes independientes tanto por número de seguidores como manejo de recursos frena la participación de independientes para 2021.

Los pocos independientes que levanten la mano van a enfrentar a una maquinaria enorme llamada Morena tanto en temas presupuestarios como partidistas, no obstante, no hay que descartar todavía, su papel y su peso en la vida política es muy grande.

Por el momento, se debe revisar el marco legal en el que participan los aspirantes independientes ya que se debe dar un piso parejo frente a los candidatos tradicionales y las estructuras partidistas que cuentan con operadores políticos. Además en este caso, la paticipación en contiendas locales frente a partidos estatales.

Si las candidaturas independientes logran fortalecerse pueden ser no solo una alternativa, sino un contrapeso en el proceso electoral en 2024. Las candidaturas independientes son invaluables para el sistema democrático y por añadidura legislativo, pero al mismo tiempo nos encontramos con fenómenos tan controversiales como el de El Bronco en Nuevo León. Personajes como él utilizaron esta figura como el medio para un fin para ganar la gubernatura y la rodearon de un discurso demagógico, un vehículo para llegar al poder sin un proyecto concreto.

El desgaste de la figura independiente también ocurre cuando los representantes del Poder Ejecutivo o Legislativo solicitan su registro ante la autoridad electoral con la mediación de los partidos políticos y después se separan de ellos.

Los partidos políticos independientes también son una forma de fortalecer la competencia; sin embargo, esta contienda los frentes partidistas previstos contra Morena jugarán el papel de bloque opositor ya que saben que el partido en el poder se encuentra en el momento cumbre y 2021 será una prueba para todo el sistema políticos tradicional, pero no para los independientes.

📧mepeis@hotmail.com

lunes, 21 de septiembre de 2020

Sindicato de Bansefi, “consentido” de la 4-T

Israel Mendoza Pérez
@imendozape


La banca de desarrollo en el país se acomodó en la cuatroté gracias a las abyecciones de dirigentes sindicales como Armando Vera López, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros. Sus manías políticas y la debilidad del exdirector Rabindranath Salazar Solorio, ahora subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, dejaron al ahora Banco del Bienestar como la caja chica de los programas sociales.

Se doblegó al sindicato.

Durante los dos años en los que estuvo al frente de Bansefi, Rabindranath Salazar Solorio, después Banco del Bienestar mantuvo una posición poco austera ante el sindicato ya que éste siempre mantuvo una actitud voraz. Los opositores de Vera López lo describen como un personaje que disfraza la tolerancia con amenazas veladas. Y con la mano en la sartén asegura que él tiene el control operativo de la institución. Así se mueve y con eso negocia.

Para darle paso al proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador de invertir 10 mil millones de pesos entre 2020 y 2021 para construir unas 100 sucursales del Banco de Bienestar al mes hasta llegar a las 2 mil 700 unidades para el final del sexenio tener 7 mil sucursales, se llegó a través de apretadas negociaciones con el sindicato ya que Vera López quiere más control y más dinero y menos responsabilidades.

Lo que el dirigente sindical ofreció a Salazar Solorio y ahora a la directora Diana Álvarez Maury es control del personal y permitir que el proyecto de banca social de la cuatroté se desarrolle mientras sus intereses económicos no se toquen. A final de cuentas su proyecto político se adapta a lo que cada sexenio le dé.

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros y su gremio no comulgan con la austeridad ni se solidarizan con la situación precaria del país. Por ejemplo en el oficio número 01.009.19 Armando Vera López pidió un incremento salarial del 10% a todos los trabajadores operativos partir del 1 de enero de 2019. Justificó que la solicitud es en consecuencia al incremento del 16.2 por ciento aplicado al salario mínimo general otorgado a partir del actual año por lo cual, le solicitamos se haga retroactivo. No es ilegal su petición pero sí es moralmente mal vista en tiempos de austeridad.

Y es consecuente. Hasta el momento, el Banco del Bienestar opera con normalidad, pues para Vera López el cambio de nombre y la identidad a Banco del Bienestar es lo cosmético. El fondo es que se mantengan los privilegios ganados. Por ello es que sus aliados integrados en la Federación Nacional de Sindicatos Bancarios, encabezada por José Carlos Torres García mantienen una vigilancia para apoyar cualquier amago que sea necesario.

En otro oficio número 01.022.19 el sindicato pidió a Salazar Solorio su intervención ante el Comité de sueldos y prestaciones, y el Consejo Directivo, a efecto autorice 12 mil 500 pesos en vales de despensa de fin de año a cada uno de los trabajadores operativos de la institución. Incluso en enero de este año se solicitó un incremento salarial del 10 por ciento a todos los trabajadores operativos a partir de enero de 2020. La solicitud en consecuencia al incremento del 20 por ciento aplicado al salario mínimo general otorgado a partir del año actual.

Sólo con dinero se mueven las añosas estructuras corporativas. Eso lo aprendió la cuatroté con el sindicato que se volvió necesario para el proyecto de dispersión de recursos.

📧mepeis@hotmail.com 


viernes, 18 de septiembre de 2020

El camaleón leguleyo

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, fichó al abogado Alfonso Guati Rojo por ser un hombre con información privilegiada y mano dura. Su estilo es la de llevar la negociación a sus terrenos y como pugilista poner al rival en el encordado con los términos leguleyos más exquisitos.

Alfonso Guati Rojo es el personaje clave de la secretaría de Economía. Su choque con los industriales por el etiquetado frontal fue rudo. El director General de Normas de la Secretaría de Economía doblegó a los empresarios y logró que la NOM-051, sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas entrara en vigor pese a los amparos en contra de la medida. Pero no sólo tiene en sus manos a los empresarios. A través de la Asociación Nacional de Abogados de Empresas (ANADE) uno de sus brazos de influencia logró ejercer presión para quedar bien con la cuatroté. Cumplió su misión. Aún así sus excesos y su turbio pasado lo marcan.

Recientemente en este espacio se documentó su conflicto

Abogado y funcionario de mano dura.
de intereses. Percibe en la secretaría de Economía como director un sueldo mensual neto de 96 mil 450 pesos, mientras que su despacho a través de su socio Nathan Russek cobró en el Infonacot un contrato plurianual, número I-SDN-2017-173, del 1 de noviembre de 2017 al 30 de septiembre de 2019 sus honorarios devengados por los casos ganados. Además de un presupuesto máximo de 5 millones 250 mil pesos para los tres años en los que hacía negocio doble. Alberto Ortiz Bolaños, director general del Instituto Fonacot, no canceló sus servicios por no ser austeros y la 4-T lo apapachó.
Pero su presencia en la cuatroté se debe a la información que tiene en su poder. Su paso por Pemex en la época neoliberal de José Antonio González Anaya fue perdonado por Márquez Colín, pues fue abogado en el escándalo de Oceanografía de Amado Yáñez Osuna

Oceanografía fue beneficiada durante los dos sexenios panistas con más de 100 contratos por más de 46 mil millones de pesos. Todo con la anuencia de los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa. En política no hay coincidencias. Con este asunto, la cuatroté tiene elementos para comenzar a configurar los delitos para los expresidentes y con la consulta soltar al “tigre de la venganza”. 

Ahí no termina la bomba de información con la que cuenta el abogado. En sus expedientes también tiene la historia completa del fraude contra Pronósticos Deportivos en 2012. Su despacho asesoró a algunos de los implicados. Por ahí viene su interés en ofrecer lo que le consta. Su silencio tiene precio.

Para quienes lo conocen saben que desde adentro del gobierno trabaja otros asuntos a su favor, pues no se explican cómo un funcionario que ganó en la época neoliberal en Pemex un sueldo de 155 mil 894 pesos aceptó un cargo con un sueldo inferior al anterior. Y esa parte es la que provoca suspicacia de su camaleónica presencia en la cuatroté.

miércoles, 16 de septiembre de 2020

Boquete de seguridad en La Boquilla

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


El conflicto en la presa La Boquilla, en Chihuahua, que estalló el domingo 6, en la que no sólo hay dos fallecidos sino pérdidas económicas que ascienden a 100 millones de pesos exhibe la crisis de seguridad nacional para la protección de infraestructuras críticas.

Mientras se busca a los autores intelectuales de la movilización y posterior enfrentamiento entre agricultores con integrantes de la Guardia Nacional, el gobierno de la cuatroté perdió de vista lo básico en esta crisis por el agua: el modelo de vigilancia de las instalaciones a través de instituciones como la Guardia Nacional y las Secretarías de Marina, de la Defensa ya caducó. 

Aunque el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, con apoyo de la 

Instalaciones en riesgo.
Alianza Federalista entra en una fase de tensión política extra, con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la vulnerabilidad de las instalaciones queda expuesta. Los daños al cuarto de control, a pantallas y dispositivos para la automatización de la operación de las cuatro unidades generadoras; así como las averías en los cuatro reguladores automáticos de tensión de la central hidroeléctrica, y a los tableros de arranque y paro local de la unidad número dos es preocupante. En lo que se debe avanzar es en homologar los criterios de seguridad en instalaciones fundamentales para el Estado Mexicano. Ya que hay sistemas obsoletos que facilitan la vulnerabilidad en casos de un ataque ya sea por grupos radicales o robos como fue hace un año en una sucursal de Casa de Moneda.
“El país está en riesgo de sufrir un gran daño de seguridad nacional y frenar su desarrollo económico”, alerta José Luis Calderón, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada.

En su opinión urge replantear la estrategia para la protección de infraestructuras críticas, como son las presas, fuentes de abastecimiento de agua, plantas eléctricas, plataformas petroleras, refinerías, vías férreas, aeropuertos, el sistema financiero, entre otras.

Así que lo que se necesita es una ley para la protección de este tipo de infraestructuras que resultan esenciales para el funcionamiento de una nación. “Una legislación actualizada que determine los parámetros, estrategias y políticas para la prevención, protección y resiliencia de todas estas instalaciones que pueden ser públicas o privadas”, añade.

Aún y con la advertencia en el tema de seguridad, el pleito político escaló en el momento en que Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó las cuentas bancarias del exgobernador José Reyes Baeza, Salvador Alcántar y Eliseo Compeán, alcalde de Delicias. Además de 50 cuentas bancarias de organizaciones de productores de la región centro-sur del estado de Chihuahua y del Ayuntamiento de Delicias, cuyos directivos participan en las acciones para evitar la extracción de agua de la presa.

La presencia de la Guardia Nacional en la región complicó la situación de meses atrás, el estallido social sobre una instalación estratégica sólo es la segunda llamada de atención a las autoridades, pues sin un plan estratégico moderno y sin una certificación para los estrategas en seguridad física se abre la puerta para que ya sea un grupo radical o el descontento vuelva a poner en riesgo los bienes públicos.

📧mepeis@hotmail.com

lunes, 14 de septiembre de 2020

Guati, neoliberal de la 4-T

Israel Mendoza Pérez

@imendozape


Purificado en su rostro por el manto de la cuatroté, pero no de sus manos, Alfonso Guati Rojo, Director General de Normas de la Secretaría de Economía, es un funcionario con un oscuro pasado neoliberal que mantiene vivas las viejas prácticas de hacer negocios, ahora con el gobierno de la 4-T. Es muy sencillo, cobra en la secretaría de Economía y en Infonacot por servicios de defensa jurídica a travé de su despacho.

Guati Rojo. Conflicto de intereses.

Con un abierto conflicto de intereses, su modesto despacho en Polanco tiene un contrato multianual y del que obtiene ganancias para su bufete y su socio Nathan Russek—quien firmó el contrato— que están fuera de las proporciones de austeridad dictadas desde Palacio Nacional.

Copia del contrato en poder de esta columna señala que el contrato plurianual número I-SDN-2017-173 es por la prestación de servicios legales para la cobranza judicial y defensa de los intereses del Instituto Fonacot.

Es decir al tiempo que Guati Rojo se desempeñaba como subdirector jurídico de Pemex desde mayo de 2015, su despacho firmó el contrato multianual con vigencia del 1 de noviembre de 2017 al 30 de septiembre de 2019 y en el que goza además de sus honorarios devengados por los casos ganados un presupuesto máximo de 5 millones 250 mil pesos para los tres años que lleva como representante al Infonacot. De acuerdo con el documento, aparte del pago de los servicios quedará condicionado, proporcionalmente, al pago que el prestador deba efectuar en su caso por concepto de penas convencionales.

El documento.

Quienes lo conocen cuenta que a donde llega Guati Rojo busca la manera de monetizar el poder. En Pemex estuvo de cerca en las primeras batallas contra el huachicoleo; sin embargo, de acuerdo con una solicitud de información hecha a Pemex, “las 32 Delegaciones Estatales, la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículos adscrita a la SEIDO y las diversas unidades especializadas de la SEIDF, manifestaron que tras realizar una búsqueda exhaustiva en los sistemas y archivos con los que cuentan, no localizaron antecedente y/o registro alguno coincidente con denuncias presentadas ante la Fiscalía General de la República (antes Procuraduría) por Alfonso Guati Rojo, Subdirector Jurídico Contencioso y Administración de Cartera de Petróleos Mexicanos, durante el periodo junio de 2016 a diciembre de 2018 por robo de combustible”.

En su paso por Pemex en la época neoliberal en la época de José Antonio González Anaya, no entregó resultados contra posibles responsables del huachicoleo. Aún así, de ese cargo en la etapa neoliberal “chapulineó” a la cuatroté. 

En ese periodo ya tenía el contrato con el Infonacot. El tema es que por omisión Alberto Ortiz Bolaños, director general del Instituto Fonacot, dejó pasar ese detalle de que se le paga al despacho de un funcionario-abogado. Tema tampoco reportado a la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján.

Aún así Guati Rojo cayó parado como Director General de Normas de la Secretaría de Economía, ahora su nueva batalla fue contra los industriales sobre el etiquetado en alimentos procesados y bebidas no alcohólicas. Tampoco ha hecho denuncias pero a los industriales los trajo por varias semanas aterrorizados.

Considerado enemigo de los empresarios, Guati Rojo y su socio huelen dónde hay oportunidades y tener espacio para hacer patente su conflicto de intereses. Pues el despacho ya aprendió a hacer historia.

📧mepeis@hotmail.com




Columnas relacionadas

El dueño del Fonacot